Cada día te cuento un cuento....

Cada día te cuento un cuento....
¡Este es tu lugar!

martes, 13 de septiembre de 2011

Cuento popular Argentino: El gallo que se ensució el piquito

 

clip_image002

Había una vez un gallito que tenía que ir a la boda de su tío Perico.

Entonces se lavó y lustró bien el pico y las plumas. Cuando estuvo listo salió.

Iba cantando y caminando cuando de pronto encontró en un charquito un grano de trigo y se dijo:

—Si no pico pierdo el grano y si pico me mancho el pico y no puedo ir a la boda de mi tío Perico. ¿Qué hago? ¿Pico o no pico?

Miró y miró el grano de trigo hasta que por fin picó y gluc... se lo comió. El barro le ensució el pico y se puso a llorar.

Entonces pensó en pedirle ayuda al pasto y le dijo:

—Pasto, pastito, ¿me limpias el pico para ir a la boda de mi tío Perico?

Y el pasto le dijo:

—No.

—Mira que llamo a la vaca para que te coma. ¡Vaca... vaca!, come al pasto que no quiere limpiar mi pico, para ir a la boda de mi tío Perico.

Y la vaca le dijo:

—No.

—Mira que llamo al palo para que te pegue. ¡Palo... palo!, pégale a la vaca; que la vaca no quiere comer al pasto, que el pasto no quiere limpiar mi pico para ir a la boda de mi tío Perico.

Y el palo le dijo:

—No.

—Mira que llamo al fuego para que te queme. ¡Fuego... fuego!, quema al palo que no quiere pegar a la vaca, que la vaca no quiere comer al pasto, que el pasto no quiere limpiar mi pico para ir a la boda de mi tío Perico.

Y el fuego le dijo:

—No.

Entonces el gallito desconsolado se puso a llorar más fuerte. En ese momento pasaba por ahí el tío Perico que al verlo le preguntó:

—¿Por qué lloras gallito?

—Porque el fuego no quiere quemar al palo, el palo no quiere pegar a la vaca, la vaca no quiere comer al pasto y el pasto no quiere limpiar mi pico para ir a tu boda.

—Pero gallito, no seas tonto —dijo el tío Perico—, ven a mi casa, te lavas el pico y listo.

Y así fue, cuando llegó a la casa de su tío, se lavó el pico y después fue a la fiesta donde se divirtió mucho.

Cuento de Buenos Aires

Tomado de Cuentos y Leyendas de Argentina y América. Adaptación Paulina Martínez. Editorial Aguilar- Alfaguara

2 comentarios:

  1. GrAcias por haberme recordado el cuentito que me contaba mi madre!!

    ResponderEliminar
  2. GrAcias por haberme recordado el cuentito que me contaba mi madre!!

    ResponderEliminar

Bienvenid@ al Laberinto
¡Animate y contame, pedime, preguntame...!

Gracias por comentar.